Shop

Estómago e Intestinos

Necesitas estar registrado para ver los precios

Ofrecemos una amplia gama de métodos quirúrgicos progresivos para problemas estomacales e intestinales en Cirugía Mínimamente Invasiva y Bariátrica. Estamos dedicados a brindar los mejores diagnósticos y resultados posibles para nuestros pacientes. Las enfermedades del estómago y del intestino son asuntos serios; sin embargo, los síntomas a menudo pueden entrar en conflicto con otras enfermedades. Dr. Bello experto se reunirá con usted y planificará el camino necesario para recuperarse de lo que pueda estar causando su malestar.

Categoría:
Descripción

¿Cuáles son los síntomas de las enfermedades estomacales e intestinales?

Los síntomas de las enfermedades estomacales e intestinales se confunden fácilmente con los de diferentes enfermedades. Pueden incluir sangrado rectal, calambres, náuseas, vómitos, dolor abdominal, saciedad temprana y pérdida de peso, entre otros. Debido a la gravedad de estos síntomas, comuníquese con su médico de inmediato si experimenta alguno de estos síntomas.

¿Cómo se hace un diagnóstico?

Las similitudes de síntomas pueden dar lugar a diagnósticos incorrectos o no diagnósticos. Esta dificultad significa que debemos forjar un proceso de diagnóstico completo y exhaustivo. Su médico comenzará con un historial médico detallado y un examen físico. Si no se decide el diagnóstico, se pueden buscar métodos alternativos como una tomografía computarizada, una serie GI superior con seguimiento del intestino delgado (radiografías, etc.) o una endoscopia.

Cuáles son mis opciones de tratamiento?

Las opciones de tratamiento dependen del diagnóstico de cada paciente individual. Algunas enfermedades intestinales como la enfermedad de Crohn pueden tratarse inicialmente con medicamentos. Otros problemas / enfermedades, como obstrucciones y tumores, requieren cirugía inmediata.

​Tradicionalmente, las operaciones realizadas en el estómago y el tracto intestinal requieren una incisión abdominal y / o pélvica grande y molesta. Las incisiones dejan al paciente con un tiempo de recuperación prolongado y un proceso de recuperación intensivo. Sin embargo, los nuevos avances en la tecnología médica permiten a los médicos acceder a herramientas que facilitan los procedimientos mínimamente invasivos, menos dolorosos y más rápidos que se realizan en la cirugía mínimamente invasiva y bariátrica.

Descripción del procedimiento laparoscópico mínimamente invasivo:

La cirugía laparoscópica mínimamente invasiva es un procedimiento que requiere la colocación de tubos delgados a través de 3-5 pequeñas incisiones en el abdomen. Estas incisiones suelen tener menos de 0,5 centímetros. Se coloca un telescopio delgado a través de uno de los tubos, que proyecta imágenes desde el interior del paciente a un televisor para que el cirujano las vea. Se colocan instrumentos especializados a través de los tubos restantes para realizar la operación. El paciente está bajo anestesia general durante la duración del procedimiento.

Ventajas del procedimiento laparoscópico mínimamente invasivo frente a la cirugía abierta:

Hay muchas razones por las que es preferible un procedimiento mínimamente invasivo a una cirugía abierta. Estas son algunas de las ventajas comunes que experimentan nuestros pacientes que optan por la cirugía mínimamente invasiva:

  • Menor tiempo en el hospital
  • Menor tiempo de recuperación
  • Menos dolor en el lugar de las incisiones
  • Recuperación más rápida y regreso a la dieta normal.
  • Un regreso más rápido al trabajo o actividad normal.
  • Mejor cicatrización cosmética en el sitio de las incisiones

Antes del procedimiento:

Antes de la cirugía, cada paciente debe someterse a una evaluación exhaustiva por parte de un médico de cabecera y el cirujano. Es posible que los pacientes necesiten más pruebas antes de la cirugía, como una endoscopia, electrocardiograma, radiografía de tórax, tomografía computarizada o análisis de sangre. Su cirujano o médico los ordenará según sea necesario.

​La cirugía del intestino delgado puede requerir algún tipo de preparación intestinal según lo decidido por su cirujano. Debe notificar a su cirujano sobre TODOS los medicamentos que está tomando actualmente durante su evaluación.

Día de la cirugía:

El día de la cirugía, se reunirá con un anestesiólogo y se le colocará una vía intravenosa en el brazo para administrarle medicamentos y líquidos durante la cirugía. La cirugía se realiza bajo anestesia general. Esto significa que estará completamente dormido durante el procedimiento y no lo experimentará ni lo recordará.

Actividad postoperatoria:

En la tarde de su cirugía o en circunstancias especiales el primer día después de la cirugía, lo ayudarán a levantarse de la cama y sentarse en posición vertical. Dependiendo de la cirugía realizada, estará levantado, caminando y de regreso a casa sin pasar una noche en el hospital. Debido a los efectos de la anestesia, no podrá conducir hasta su casa. Haga arreglos con amigos o familiares para regresar a casa, ya que no lo daremos de alta por su cuenta.

Preocupaciones nutricionales (dependiente del paciente):

Su dieta cambiará todos los días. Los médicos le informarán qué debe ajustarse en cada punto a medida que avanza.

Complicaciones del procedimiento:

Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, existen ciertos riesgos asociados con las operaciones de estómago e intestino. La siguiente lista es una recopilación de las complicaciones más probables asociadas con la cirugía laparoscópica de estómago e intestino:

  • Reacciones adversas a la anestesia.
  • Sangrado abdominal
  • Infección abdominal o de heridas
  • Obstrucción intestinal por tejido cicatricial
  • Fuga intestinal
  • Ataque cardíaco o neumonía
  • Coágulos de sangre en las piernas o los pulmones.
  • Lesión de otros órganos.
Valoraciones (0)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Estómago e Intestinos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.